lunes, 15 de diciembre de 2008

Cumpleañito!


El primer cumple de tu primer hijo en realidad es una doble fiesta: en mi caso, ella cumple un añito y yo cumplo también un año de cuando me recibí de mamá, y Nacho de papá.

Es curioso cómo cambian de rapido los chicos, y cómo NO HACEN muchas de las cosas que dicen en los lugares especializados....


Cómo está creciendo tu hijo

¿Ha dado ya tu hijo sus primeros pasitos? Si no lo ha hecho quizás pronto lo hará. ¡Mantén la cámara cerca! No es necesario que te preocupes si ves que está feliz desplazándose agarrado a los muebles o gateando: algunos niños no caminan hasta que tienen 17 ó 18 meses. A medida que tu hijo tenga más control sobre su movilidad, podrá satisfacer mejor la curiosidad que siente acerca del mundo. Por eso no te sorprendas si acaba decorando la pared con las ceras que encontró en el suelo. Ahora que tiene un mejor uso de las manos, pronto comenzarán a aparecer "obras de arte" por todos lados...


Mora no sólo empezó a caminar a los 10 meses, sino que tiene bastante cotrol sobre su cuerpo, le gusta trepar y tomar cosas con cuidado con sus deditos.

Cómo está cambiando tu vida

La comunicación con tu hijo de 13 meses cada vez es más sofisticada. Probamente ya sabe decir "mamá" o "papa" y algunas otras palabras fácilmente reconocibles (reconocibles para ti, claro), aunque es bastante capaz de hacerte saber cuáles son sus deseos sin tener mucho vocabulario. Cuando quiera agacharse, te lo indicará con el dedo; cuando quiera tu atención, te jalará de la ropa. También entiende un buen porcentaje del lenguaje simple que utilizas con él cada día, por eso, intenta hablarle tanto como sea posible.


Sin embargo Mora no dice una sola palabra. Esto no me preocupa: tengo un primo que apenas hablaba a los dos años y ya de grande se recibió de Lic en Letras... cosas del lenguaje! Y ella se hace entender perfectamente, y también responde a frases e instrucciones simples.

Así que al menos con Mora, no me puedo guiar por estos consejos... Aunque sí haga cosas típicas como el clásico berrinche de las 7 de la tarde, jajaja!

Y qué puedo contar del cumple? Fue la excusa perfecta para una cálida reunión en familia, con todo el mundo, que no nos vemos muy seguido. Mora no entendía mucho, pero la pasó muy bien con su primito segundo y con los chiches nuevos!

martes, 11 de noviembre de 2008

Día de la Madre

¿Y qué me importa que fue hace un mes? La pasamos requetebien, y yo fui la principal homenajeada de la gran reunión familiar: mi mamá, mis hermanos, mis suegros, mis cuñadas y nosotros tres.
Nos mandamos una picada y un asadito riquísimos, amén de las capiriñas que preparé yo y los postres espectaculares. Pero no todo fue comida: también pude dormir la siesta!!! jajajaja... mientras, Mora jugaba con la regadera, chocha de ser el centro de atención de todos (los que no estábamos durmiendo, jeje).


Bueno, no estuve escribiendo mucho porque estábamos durmiendo bien... pero ahora Mora está resfriadita así que volvimos a dormir medio salteado (desde hace varios días).
De todas maneras quería compartir esto que me llegó por mail sobre ser madre y cómo te cambia la vida:


15 cosas que cambian en tu vida cuando nace tu hijo

"Tu vida va a cambiar". Los cambios son tantos que es imposible enumerarlos, pero no son una sentencia sino un desafío, y como todo desafío, una oportunidad para aprender, crecer y hacernos mejores seres humanos. Entre otras cosas, recuerdo los siguientes cambios por los cuales pasé al embarcar en mi viaje por el universo de la maternidad y que son comunes a la mayoría de las madres con quienes sigo creciendo y "viajando":

Entre los cambios más profundos, emocionantes y transformadores...

1. Descubres en tu interior una fuerza que te agarra de sorpresa y hasta te asusta por su intensidad. Te sientes como una leona, preparada para defender a tu "cachorrito" con tus propias uñas y dientes.

2. Te das cuenta que puedes ir más allá de tu límite, y del límite de tu límite, y del límite del límite de tu límite... Y esto te hace sentir infinitamente exhausta y fatigada, pero a la vez infinitamente capaz (¡qué verdad tan verdadera!).

3. Sientes crecer dentro de ti un amor tan fuerte, poderoso y profundo, que a veces hasta te espanta y confunde. "¿Podré querer a otro ser como a esta criaturita?", te preguntas. Ya verás que sí (y ésa será tu gran sorpresa cuando nazca tu próximo hijo).

4. Empiezas a entender, respetar y admirar a tus padres como nunca antes en la vida — "no es posible que mi mamá haya hecho todo esto", pensaba, "¡con cuatro hijos, tan jovencita y sin pañales desechables!" — y crece genuinamente tu comprensión y gratitud hacia ellos.

5. Por primera vez entiendes que "sacrificio" no significa sufrimiento sino: "sacro" + "oficio", o sea, "trabajo sagrado". Comprendes la enorme importancia del lugar que ocupas en el mundo como madre, y el gran valor de tu trabajo.

6. Aumenta tu compasión por todos los niños. Poco a poco te vas haciendo madre no sólo de tus hijos, sino de todos los demás niños del mundo. No soportas ver sufrir a un niño en las telenoticias, ni en una película de televisión, ni en la calle.

Y entre los cambios más cotidianos...

7. En tu casa, tu vida, tu trabajo... reina un nuevo orden, o más bien, desorden. Aceptarlo es clave para tu felicidad y paz interior, o sea que date por vencida y disfrútalo.

8. Descubres el placer y el valor de los momentos de silencio, de una ducha caliente al final del día, una tacita de té con una amiga, una película en casa con tu pareja, una noche de sueño profundo... y disfrutas a fondo cada uno de esos instantes.

9. Borras de tu diccionario la palabra "asco". Cuando a tu hijo se le cae el chupete en el piso, lo recoges tranquilamente y lo "limpias" con naturalidad en tu propia boca antes de volvérselo a dar.

10. Aprendes a dominar el arte de la improvisación. Compones increíbles melodías, transformas tus dedos en marionetas, e inventas fantásticas y absurdas historias para mantener entretenido a tu bebé (sobre todo cuando está cansado, aburrido o enfermito).

11. Tu cinturita (y todo lo que queda al norte y al sur de ella) definitivamente no es la misma de antes, pero te sorprendes al darte cuenta de que estás mucho más interesada en el ombligo de tu bebé que en el tuyo propio.

12. Las horas dejan de tener 60 minutos y los días dejan de tener 24 horas. El tiempo ahora parece transcurrir a un nuevo ritmo (debido seguramente a algún arte de magia del bebé) y por ese extraño cambio llegas retrasada a casi todas tus citas.

13. Los momentos a solas con tu pareja son escasos y breves, pero los dos aprenden a disfrutarlos y aprovecharlos, aunque un cierto lloroncillo esté a punto de interrumpirlos.

14. Como un malabarista que va agregando más y más objetos a su acto, aprendes a hacer dos, tres, cuatro, cinco... cosas a la vez, ¡y sin que se te caiga ninguna pelota!

15. Compruebas que nada, ni siquiera las matemáticas, es una ciencia cierta. Al fin y al cabo 1 + 1 = 3, y 3 no son demasiados, sino... una familia.

Y por fin, como esa leona que defiende a sus cachorritos, a medida que crecen vas "soltando la rienda" y te das cuenta que ser mamá no significa proteger eternamente a tu niño de los peligros, problemas y conflictos de la vida, sino permitir que vaya enfrentando sus pequeños problemitas, confiada en haberle dado las herramientas necesarias para que vaya aprendiendo a solucionarlos.

sábado, 11 de octubre de 2008

Lo sé: ella ve duendes...

Mora se distrae al comer, mira una de las gatas, intenta agarrar algo que está sobre la mesa. Entre medio, un bocado. Juega, otro bocado. Se le cae algo, otro bocado.

De repente señala algo con el dedito, que supuestamente se encuentra a mis espaldas... lo señala y se ríe. Me doy vuelta, buscando qué es lo que señala y no veo nada fuera de lugar. Es como si Mora fuera cómplice de algo que yo jamás sabré.

Duendes! Los duendes le sonríen, se burlan de esa mamá seria que quiere hacerle comer a toda costa, y Mora se divierte con ellos. Yo sé que, aunque quisiera contarme, los olvidará antes de que pueda poner en palabras lo que ve. Los duendes son muy vivos: jamás se dejarán ver por alquien que pueda hacerles daño.
..

jueves, 2 de octubre de 2008

día de rockanrolnnnnn....

Hoy le mando un mensajito a mi hermana: "y? pudiste hacer andar el equipo de audio? ya comió Mora?"
Y me contesta: "sí y sí. Esta bailando con Papo."

Y a la tarde le tocó ir a la plaza con la abuela.
Justo había un recital de punk-rock! Pero qué abuela más moderna! la lleva a su nieta a recitales, desde chiquita!
Entre las letras más bizarras y zarpadas, Mora bailaba contenta, sacudiendo sus manitos y queriéndose ir hacia el escenario como una fan más. Pogo! pogo!

Me la imaginé entre la gente, bailando... ah! qué lástima no haber estado!
Me salio roncanrolera! jajajaa...

domingo, 28 de septiembre de 2008

Ella me obliga a disfrutar de la primavera!


Día a pleno sol!
Mi mamá de viaje, así que tuve que faltar al trabajo para cuidar a Mora... ¡qué sacrificio! jajaja...

Y fuimos a la plaza, a perseguir perritos y palomas, a juntar coquitos y hojas del piso.

Corre! corre con los bracitos levantados y riéndose. Es una delicia.


Y se enoja cuando no la dejo ir a molestar
parejas, o cuando le tiro para atrás con disimulo las colillas de cigarrillos para que no las agarre (malditos fumadores mugrientos!).

Descubrió que si toma entre sus deditos una hoja, puede hacerla girar...

Todos los días hacer cosas nuevas!

Por ejemplo, el 21 de Septiembre, aprendió a aplaudir. Así que cuando oye música, o a veces porque sí, aplaude!!

Bravoooooooo!!!


jueves, 18 de septiembre de 2008

Mora y los animales

Mora tiene muchos patos: patos para la bañadera, un pato de peluche, y hasta el Pato Lucas! Pero como no le sale, cuando tiene un pato en la mano dice: "cau! cau!" y a veces, ensaya bajito "cua cua", pero sin mucho resultado.

Otra cuestion es la vaca títere que le regaló Clara. Cada vez que alguno empieza a cantar la cancion de la vaca y el dulce de leche, ella señala o te da la vaca!!! Es muy viva!!

Bueno, y si de animales en serio se trata, como todo niño le fascinan todos. Tanto los gatos como los perros y las palomas... cuando vamos a la plaza se la pasa persiguiendo perritos o señalando los pájaros.

sábado, 30 de agosto de 2008

Primeros pasitos!!

Uno... dos.... tres y me agarro! Uno dos tres pumba!
Mora prueba dar pasitos de una silla a otra, de una mano paternal a otra mano maternal, entre pared y... piso.
Y si no,
te agarra fuerte fuerte de la mano (te estrangula el dedo) y practica caminar todo el día. Pobre, el depto es chiquito pero cuando hay espacios más abiertos... WAAW... (*)

¡¡¡¡¡Qué emociónnnnnn!!!!!!!! Mi bebé ya está grande.


(en la foto, con la abuela Marta y Moni, que no sabe muy bien cómo tratar a este humano chiquito que a veces grita y a veces le arranca algunos pelos)

(*) Ver entrada de Qué divertida que es mi vida

domingo, 24 de agosto de 2008

Top 10

Y estas son las canciones más escuchadas en Radio Bebé, la radio que te acompaña todo el día!!

Número 10: "Despacito con la gata" - Bolero romántico no correspondido

Número 9: "A la cocina, no!" - Canción culinaria

Número 8:
"Mira qué lindo chiche" - Rock del aburrimiento lloroso

Número 7: "Acatáaaaaaa" - Canción lúdica

Número 6: "¿Otra vez te sacaste la media?" - Marcha semidescalza

Número 5:
"Aaammm" - Reggae alimenticio

Número 4: "¿Qué tenés en la boca?" - Canción punk de la celulosa

La número 3:
"Quedate quieta, bebé, que ya termino" - Twist del cambiador

Una canción ciertamente muy votada, que sin embargo quedó en el puesto número 2:
"NO TOQUES ESO!!" - Rock progresivo de la exploración infantil

Y finalmente la más escuchada, la más votada, la más presente en todos los hogares! El puesto número 1:
"Dormite, por favor, que son las 3 de la mañana" - Pogo soñoliento

Y la novedad de la semana!!
"¿Adónde vas, amor?" - Canción pop del gateo/caminata a velocidad

Nos despedimos hasta mañana, sigan votandooooo...

lunes, 18 de agosto de 2008

Un poco de humor!

Consejos para padres completamente idiotas!!!
















viernes, 15 de agosto de 2008

Hoy Mora cumple 9 meses!!

qué grande que está!! qué rápido crece!! Cosita linda de mami!!

Acá copio el mail que le escribió Nane, la abuela paterna, en ocasión de los 9 meses que cumplió hoy:

Hola chicos, ya la niña tiene sus 9 meses de "afuera", comparando cómo ven el balance, en cuanto antes y después. Para nosotros luego de la alegría de saber que estaba en viaje, con el nacimiento de esa cosita chiquita, flaquita e ingenua de como sería su vida, nos ha generado un sentimiento que con palabras no se puede describir similar al momento de los hijos. Es tan alegre(no la vi con berrinches, eso se los tiene reservado a los padres), se despierta con ganas de empezar a hacer cosas,-siempre está en observación y actividad- y con su sonrisa!!!.Bueno disfruten cada momento que estén con ella (usen babero porque se los ve a uds. necesitándolo), Un abrazo y un besito para la niña. Nane.-

martes, 12 de agosto de 2008

Dientitos!!

Tal parece que mi preciosa hijita está en camino a convertirse en roedor (lo cual no me sorpredería, dado el nick de su madre, jejeje...). Me pareció, aunque es harrrto difícil (diría un chileno), verle una puntita blanca de un dientito de arriba.

Ya tiene los dos primeros de abajo, y, por lo que me han dicho, corresponde que ahora le salgan los dos de arriba.
Eso explicaría varias cosas:

* el mal humor que tiene estos días, que incluso se despierta de sus siestas llorando, cosa que no siempre es así.

* las BABAS!!! baba, baba, baba... más baba que los extraterrestres de Los Simpson!!
* un pequeño sarpullido en la colita (sí, eso también, aunque no lo crean)

* que prefiera las comidas frías: yogur, manzana
* que esté mordiendo todo lo que se le cruce por el camino, especialmente si es semi-blando. Eso incluye zapatos, dedos de algún pariente desprevenido y todo lo que sea celulosa. Sí, sí, definitivamente, roer es uno de sus pasatiempos preferidos.

Pero bueno, por suerte estamos durmiendo ALGO mejor, ¿o será que me duermo las siestas que puedo con ella? ¿o será que Nacho no está yendo al trabajo y me banca cuidandola para que yo duerma un ratito más?

Todo cierra, no?

Día del Nigno!

Mora pasó su primer día del Niño rodeada de familia y juguetes nuevos. Qué lindo! Y ligó algunos juguetes que me parece que los va a compartir conmigo por un tiempo, jajaja... Por ejemplo un xilofón de colores, rebonito!!!

La verdad es que comimos como cerditos, y después de protestar un poco, logré que se durmiera la siesta, y me acosté al lado de ella. Dormí una hora maravillosamente!! Aleluya!! Y ella siguió por otra horita más.

(en la foto se la ve con sus tres abuelos expectantes a ver qué carita ponía cuando veía los regalos).

miércoles, 6 de agosto de 2008

La reina batata y su filosofía intrínseca

A veces me encuentro rumiando canciones para niños. En cualquier situación, como si me arrullara a mí misma...quizás caminando por la calle, o en una reunión aburrida. ¿Será que inconcientemente busco descanso en los lugares más insospechados?
Es así como descubro fascinantes cosas en esas canciones, quizás producto de la repetición enfermiza o del simple deseo de que haya algo más en qué pensar.
Es el caso de la famosa canción de María Elena Walsh, ¿quién no la ha cantado alguna vez? Se las copio al final, por si se les olvidó. La reina batata, fíjense, pasa de estar en un plato de plata a un trono de lata. Qué sutil, ¿verdad? Una metáfora de la vida de cualquiera, que, sentado en un lugar privilegiado, pensando en un destino inevitable pero no deseado (quiero pensar acá en una riquísima batata frita), huye. Al huir encuentra una alternativa, que es más honorable, si se quiere, más auténtica, concordante con su propia naturaleza, y ayudada nada menos que por una niña. Otro metamensaje: no hacer caso del mundo establecido por los adultos y refugiarse en el de los niños...
Bueno, hasta aquí la reina batata. Los desafío a encontrar otros mensajes ocultos...

LA REINA BATATA - María Elena Walsh
Estaba la Reina Batata

sentada en un plato de plata,

el cocinero la miró

y la reina se abatató.

La reina temblaba de miedo,
el cocinero con el dedo,
que no que sí, que sí que no...

de malhumor la amenazó.


Pensaba la Reina Batata:

"Ahora me pincha y me mata"
y el cocinero murmuró:
"Con ésta sí me quedo yo".


La reina vio por el rabillo

que estaba afilando el cuchillo

y tanto tanto se asustó

que rodó al suelo y se escondió.


Entonces llegó de la plaza

la nena menor de la casa,

cuando buscaba su yoyó

en un rincón la descubrió.


La nena en un trono de lata

la puso a la Reina Batata

colita verde le brotó...
(a la Reina Batata, a la nena, no)

Y esta canción se terminó.

lunes, 4 de agosto de 2008

Migraña, grititos y superpoderes

Migraña y grititos no se llevan bien. A ver, m'explico:
  • Migraña: si nunca tuviste una migraña, imaginate una bruta resaca, pero sin el recuerdo feliz de la joda del dia anterior.
  • Grititos: Mora, contenta, enojada, explorando su voz, caprichosa, no sé... emite esos sonidos de alta frecuencia que torturan tímpanos.



En un momento pensé: "si fuera un pichón de superheroína, su poder sería destrozar las cosas con el sonido de su voz".

viernes, 1 de agosto de 2008

Crisis de los 8 meses

Eso dicen. Que es la "ansiedad por separación", que Mora se está dando cuenta que yo soy una y ella es otra, un proceso que empezó hace rato, pero que ahora se manifiesta con más intensidad. Y esa intensidad involucra que quizás tenga pesadillas y se despierte llorando desconsolada, o que si de repente yo me voy de la habitación empieza a quejarse.
La cuestión es que ella nunca durmió toda la noche! El primer mes, porque bueno, es chiquita, y se está acostumbrando al mundo exterior; el segundo mes, por los cólicos; el tercer mes, por la intolerancia a la lactosa; el cuarto porque le están doliendo las encías... siempre hay una excusa!!
Si hasta compramos un libro, para enseñarle a dormir! Nos funcionó para la hora de acostarse: al seguir los rituales ella se duerme, la mayoría de las veces, cerca de las 9 sin problemas. Pero el problema empieza después de las 12! A veces porque se queja, otras porque se despierta y así de repente se sienta!
Y yo tengo el sueño tan liviano... pero bueno, trataré de disfrutar, mientras pueda, de las siestitas que hace.

miércoles, 30 de julio de 2008

Inauguro este espacio

Adoro a mi hija. Agradezco a Dios, día a día, que Mora está sanita, que es muy hermosa, que va aprendiendo pequeñas cosas todos los días... agradezco compartir con ella este inicio para las dos: ella de su vida, yo de mi nuevo papel de mamá, todo un cambio!

Mora tiene hoy ocho meses y medio y ya gatea por toda la casa, se para agarrándose de los muebles y persigue a las gatas (Mati y Musta). Tiene unos ojitos despiertos y de largas pestañas, unos rulos indomables y una sonrisa que conquista a todo el mundo (¿qué sonrisa de bebé no conquista a cualquiera?).

Pero... Mora duerme de a ratitos, a veces hasta dos horas... no más.
Tan sólo quisiera dormir, de vez en cuando, cinco o seis horas seguidas. ¡Tan sólo eso! ¿es mucho pedir?

Inicio este Diario con este deseo, y espero que relatando mis aventuras en busca del sueño perdido, digamos mis
"desventuras oníricas", pueda canalizar mi frustración... y de esta manera ser la mamá sonriente que quiero ser para Mora.