lunes, 12 de octubre de 2009

Cama grande!

Desde hace unos días que Mora quiere dormir en una cama "grande". Y creo que es que pegó otro estirón y ya no le queda muy cómoda la cuna... encima esta semana estuvo enfermita y a veces terminaba durmiendo con nosotros, así que decidimos bajar el colchón de plaza y media que estaba guardado sobre el placard, y ver si le gustaba.


Y le encantó!! Tanto, que no me dejaba armar la cama! estaba chocha, explorando el colchón en el piso (todavía no compramos cama), tapándose con las sábanas...

Igual haremos un período de adaptación, porque anoche se durmió en la "cama grande de Mora" y a la noche cuando se despertó se asustó un montón... claro, desconoció el lugar, pobre!

Mi bebé está creciendo... ya es una nenita que duerme en su cama... chuif!

miércoles, 16 de septiembre de 2009

Mi pequeña ayudante!

Yo ya había descubierto que la mejor manera de que a Mora se le pase el mal humor, es pedirle que me ayude con las tareas de la casa. Pero esto, que me llega por los correos de Baby center de Johnson, viene a confirmar que no es la única:

"Los estudiosos han descubierto algo que muchos padres todavía no han percibido: los niños llegan al mundo programados para ayudar y cooperar. Todo lo que tenemos que hacer como padres es aprovechar esta tendencia natural. Muchas veces, nosotros los padres no lo notamos porque no esperamos que los niños quieran ayudar.

Un estudio realizado en 2006 apoya esta idea. Investigadores del Instituto Max Planck de Antropología Evolucionaria, en Alemania, descubrieron que, desde los 18 meses, los niños demuestran cualidades altruistas y cooperativas.

Lo demostraron de una manera muy sencilla: un investigador fingía que le costaba tender una toalla con una pinza o apilar una serie de libros. Cuando al investigador se le caía la pinza o se le desmoronaba la pila de libros, los niñitos corrían y le alcanzaban la pinza o volvían a ordenar los libros. Pero cuando el investigador cometía esos mismos errores sin fingir que le costaba hacerlo, o sea, sin que pareciera necesitar ayuda, los niñitos no se movían. Eso prueba que entendían lo que significa ayudar a los demás.

Haz que tu niñito participe (aunque lo haga a su manera) en las tareas del hogar, con eso le estás enseñando que en la casa todos cooperan y trabajan juntos. Dependiendo de su edad, puede lavar una verdura, alimentar al perro o separar la ropa que se ha lavado por cada miembro de la casa. Le estarás enseñando a ser un buen ayudante, lo cual es una de las habilidades más importantes en la vida porque los expertos han comprobado que las personas con mayor salud mental son aquéllas que han aprendido a ayudar los demás.

Aunque ésta no parezca ser una estrategia disciplinaria, lo comprobarás cuando la empieces a aplicar. Una vez que hayas enseñado a tu hijito a cooperar, esta cualidad te será muy útil porque al delegarle un "trabajo" evitas ciertas situaciones que podrían provocar un berrinche o rabieta.

Ejemplo de cómo usar esta herramienta: Estás en el supermercado (uno de los escenarios predilectos de los niños para las rabietas). Cuando tu niñito empiece a agitarse, tratando de escapar del carrito de compras, enséñale una caja de cereal y dile: "Tengo que comprar comida, y necesito que me ayudes". Entonces dale la caja de cereal y deja que él la coloque dentro de la canasta. También puedes pedirle que sea tu "buscador" y te ayude a encontrar las comidas y los productos que necesitan."

Y esto funciona desde los 12 meses hasta los 8 años de edad! Tomado de:
http://espanol.babycenter.com/toddler/comportamiento/disciplina-por-edad/

jueves, 27 de agosto de 2009

Colores!

"Mora alul!!", dice en esta foto. Y es que le encanta nombrar todos los colores que sabe! Al principio relacionaba los colores, por ejemplo si encontraba algo rosa, lo comparaba con el buzo, como para señalar que eran iguales.

Despues empezó con "alul", "vede", "mariyo"... porque los temibles rojo y naranja tenían, no sólo la letra "J", sino incluso la "R"!!

Pero bueno, finalmente, aprendió también a decir esos dos, el viernes pasado. Es una genia, mi Peque!

Y ya que estamos, cuento: pasamos un día del niño espectacular, y ella ligó un montón de chiches.
La gran mayoría para jugar a "la mamá": cochecito, juego de té, escoba y palita... así que como para que no piensen que ya la estamos adoctrinando para ama de casa, decidimos que el próximo regalo será un set de herramientas como las de papá, con martillito, destornillador y todas esas cosas divertidas. Una chica moderna tiene que saber de todo un poco.

Ah! y también debe estar actualizada!! ¿Qué hora es, Mora?

viernes, 26 de junio de 2009

Primeras palabras!

Hace mucho que no escribo nada... de fiaca quizás, falta de tiempo, qué se yo. Quizás es porque ESTOY DURMIENDO MAS!
Sí, luego de que Mora cumplió un año, más o menos, su sueño se fue haciendo más prolongado, es decir, menos salteado. Igual todavia no zafo de la mamadera de las 3 o 4 de la mañana...

Bueno, pero la cosa iba a otro lado.
Mora está hablando!!! Dice sus primeras palabritas, "gato", "pato", "mamá", "papá"... y todos los clásicos!! Incluyendo "no no no!!" cuando hay algo que no le gusta, no quiere hacer o alguien a quien no quiere ver. Pero también los nombres de las gatas, y algunas cosas de su vida cotidiana.
Y esta semana, por primera vez dijo su nombre: "Mora", aunque casi siempre le sale "Mona" o "Mola".
También empieza a formar frase simples... es una belleza apreciar cómo se forma un lenguaje, cómo se esfuerza por decir una idea, señalar cosas parecidas, expresar un deseo (o una demanda!).