viernes, 1 de agosto de 2008

Crisis de los 8 meses

Eso dicen. Que es la "ansiedad por separación", que Mora se está dando cuenta que yo soy una y ella es otra, un proceso que empezó hace rato, pero que ahora se manifiesta con más intensidad. Y esa intensidad involucra que quizás tenga pesadillas y se despierte llorando desconsolada, o que si de repente yo me voy de la habitación empieza a quejarse.
La cuestión es que ella nunca durmió toda la noche! El primer mes, porque bueno, es chiquita, y se está acostumbrando al mundo exterior; el segundo mes, por los cólicos; el tercer mes, por la intolerancia a la lactosa; el cuarto porque le están doliendo las encías... siempre hay una excusa!!
Si hasta compramos un libro, para enseñarle a dormir! Nos funcionó para la hora de acostarse: al seguir los rituales ella se duerme, la mayoría de las veces, cerca de las 9 sin problemas. Pero el problema empieza después de las 12! A veces porque se queja, otras porque se despierta y así de repente se sienta!
Y yo tengo el sueño tan liviano... pero bueno, trataré de disfrutar, mientras pueda, de las siestitas que hace.

2 comentarios:

Paula Irupé Salmoiraghi dijo...

Mal, muy mal, mi querida amiga primeriza. El truco NO es que ella duerma sino dormir vos aunque ella esté despierta. Hay que aprender a jugar a la difunta correa si toma la teta, a la momia, al oso en hibernación, al cucharita de a tres (o cuatro o cinco o los que vengan sumando). Seguir apolillando aunque te caminen por la cabeza, aunque haya tal kilombo en la casa que no distingas entre vigilia y sueño, aprender del sonambulismo a hacer todo lo necesario sin despertarte jamás.
Mi shijos e hija ya grandes tienen reclaro que me piden permisos extraños cuando yo estoy tan dormida que les digo mmmmm pidan lo que pidan.Después dicen que yo dije vaya a saber una qué, que por supuesto yo no recuerdo.

cintia dijo...

Me parece que usamos el mismo libro! ¿"Duermete niño"? Cuando se despierta a las doce tenés que hacer lo mismo que hacés para que se duerma a las nueve!
Y Paula ya se olvidó de como era! Ja!